Pulsa «Intro» para saltar al contenido

La diabetes y la alimentación

Por Andrea Díaz González

citrons

Que tan cierto es el dicho «el pez por su boca muere», si esto lo vemos por el lado del tema de la alimentación, esto es una gran verdad, la diferencia es que pasa poco a poco.

En la actualidad el tipo de alimentación que hemos llevado por mucho tiempo nos está cobrando la factura, y con la diabetes no es la excepción. Ya que el control de la diabetes depende en un 80% de la manera en que comemos.

Cuando se empezó a tratar la diabetes se tomó la iniciativa de quitar de la alimentación todos los azucares  ya  que al no consumirlos los niveles de azúcar no subirían, lo cual es cierto y lógico.

El problema es que para el cuerpo la fuente principal de energía son los carbohidratos y eliminarlos totalmente provoca un desequilibrio en el metabolismo, es por eso que anteriormente la persona que vivía con diabetes era demasiado delgada, esto es debido a que el cuerpo al no tener energía por medio de los carbohidratos empieza a tener energía por medio de las grasas y proteínas que consumimos, lo cual no es la forma correcta.

Para el control de la azúcar en sangre NO es necesario llevar dietas rigurosas eliminando la mayoría de las cosas que nos gustan comer, lo importante es conocer la manera de balancear nuestros alimentos durante el día y las cantidades.

Te podría decir que están prohibidas tres cosas, se recomienda limitar otras cuantas y de lo demás aprender como consumirlas, siempre y cuando no tengamos complicaciones con nuestros riñones.

Recordemos que cada persona es diferente, ya que unos tenemos diferentes actividades que otros, el tiempo de vivir con la enfermedad y algunos otros factores. Por eso no se debe de generalizar la alimentación para todos los diabéticos.

Cada persona que vive con diabetes debe aprender cual es la mejor manera de llevar su alimentación, la cual debe ser suficiente, completa, variada y agradable a nuestro paladar.

Tomemos conciencia cuando nos dan una dieta estricta, limitándonos de muchas cosas que nos gustan, ¿realmente seguimos la dieta y por cuánto tiempo?, son muy pocas las personas que llegan a lograr mantenerla, la mayoría la abandona por muchas razones, algunas de ellas son: Como me siento bien ya no la necesito. Prefiero morirme feliz que muerto de hambre. No me pasa nada. Mira a fulanito (a) come de todo está muy bien.

Una alimentación correcta a cada uno de nosotros nos garantiza un mejor control de la azúcar y de grasa en la sangre, mejor nutrición. Por consecuencia una mejor calidad de vida a corto y largo plazo.

El comer es un placer no te limites de él, solo debes saber cómo come y comprueba como están tus niveles de azúcar.  

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *