Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Diabetes, aceptación de la enfermedad

Por Andrea Díaz  / Orientadora en Diabetes

Uno de los principales problemas en cualquier situación o circunstancias de la vida es la aceptación. Cuando no aceptamos el problema, la muerte de algún familiar o ser querido, las circunstancias que estemos pasando en ese momento o las enfermedades como es el caso de la diabetes;

Nuestras vidas se vuelven un infierno, ya que vivimos infelices, frustrados, con miedo o enojados con la vida o nuestro ser supremo, reclamando porque me paso esto a mí. En algunas ocasiones no podemos hacer nada y solo nos queda aceptar lo que pasó y vivir con la pérdida, con el problema o la enfermedad. Pero en otras ocasiones SI podemos hacer algo.

La aceptación nos brinda tranquilidad, paz, ya que no peleamos más con nosotros  mismos o con el problema. Y si tiene solución ponemos atención y actuamos haciendo lo que se debe de hacer y con esto tenemos el control. Eso nos hace sentir que tenemos el poder de la situación o del problema y que a final de cuentas los resultados dependerán del esfuerzo y de la atención que hayamos puesto.

Cuando vivimos con diabetes hay mucho que podemos hacer por nosotros mismos, pero mientras no aceptemos realmente la Diabetes difícilmente haremos algo por evitar llegar a las complicaciones. ¿Por qué? Porque no le ponemos la atención debida y con esto siguen altos los niveles de azúcar, por ende se sigue afectando el cuerpo, y solo decimos que si aceptamos, cuando en el fondo nos seguimos sintiendo mal y enojados (as), sin tener una aceptación genuina y el descontrol de la enfermedad.

En ocasiones yo les pongo un ejemplo; Cuando no le ponemos atención a nuestra pareja, hijos o jefes, en ese mismo momento nos exigen atención o tenemos problemas, con la diabetes no pasa lo mismo, ella no nos exige al momento pero los problemas si llegan y cuando llegan no se van, con esto nuestra calidad de vida se ve deteriorada. No esperemos a que la diabetes “nos diga”, ¿ya ves lo que paso por no ponerme atención? si lo único que pide es que nos pongamos atención a nosotros mismos.

Algunas razones por la cual no es fácil tener la aceptación de la diabetes son:

1.- Que la mayor parte del tiempo no se siente nada y normalmente estamos acostumbrados a poner atención a los medicamentos y procedimientos cuando nos sentimos mal, entonces sí, hasta pedimos que se haga lo que sea para ya no sentir dolor o malestar.

2.-  Por desgracia hay algunos médicos que siguen viendo la diabetes como algo muy malo por las consecuencias que derivan de su falta de control. Entonces cuando tenemos la mala suerte de ser diagnosticados con diabetes y el médico nos dice que vamos a quedar ciegos o que vamos a perder alguna extremidad (pie o pierna) ó que nuestros riñones ya no van a funcionar y entonces vamos a necesitar de una máquina para vivir, empezamos a sufrir por MIEDO a que nos pase lo que nos dijo el doctor, por desagracia si esto podría pasar, pero sería muy distinto si el doctor también nos dijera que esto se puede evitar si hacemos lo correcto para tener nuestra diabetes controlada.

3.- En otras ocasiones nos toca convivir con algún familiar o alguna persona cercana que sufre o sufrió por las consecuencias de una diabetes mal controlada (aún con mucho dinero invertido en médicos y medicamentos). Por lo mismo si se nos diagnostica que ya tenemos diabetes empezamos a sufrir pensando que en cualquier momento nos va a pasar lo mismo y por eso, nos evadimos de la verdad y pensamos que no va a pasar nada, y dejamos de tomar las acciones necesarias.

4.- Por otro lado le hacemos caso a los vecinos, amigos o charlatanes que con este producto se te va a quitar, que con este té se te controla la azúcar o con estas plantitas o raíces. Y como se ven bien les creemos, cuando en realidad seguimos sin aceptar y esto nos lleva a buscar o a creer que cualquier cosa me la va a quitar. Solo nos engañamos.

5.- También conozco personas que tienen mucha fe en Dios, lo cual es excelente, pero el creer que él va a actuar quitándonos la diabetes o para que no aparezcan las complicaciones es un error. Yo les he comentado que a mi punto de vista quizá Dios ha mandado este tipo de enfermedades que son asintomáticas (que no se sienten normalmente) como la diabetes, hipertensión, y Dislipidemias (grasas altas en sangre, colesterol más conocido) para poner más atención en nosotros mismos ya que en la actualidad nos preocupamos mas por tener y acumular cosas materiales o en otros casos nos ocupamos mas de otros que de nosotros. Y eso no es lo correcto porque si nosotros no estamos bien emocionalmente o con salud y no nos cuidamos comiendo correctamente, haciendo ejercicios y tomando nuestros medicamentos cuando es necesario no podremos realmente ayudar a nadie. ¿O realmente creemos que no valemos lo suficiente para estar bien?, yo pienso que DIOS es bueno y si nos manda algo es porque sabe que podemos manejarlo o porque tenemos que poner atención en nosotros mismos para ser mejores y vivir con calidad de vida, lo cual en este caso depende de nosotros en un 80%.

6.- La buena noticia es que conozco a muchas personas que han aceptado su diabetes, que se han preocupado por tener la información correcta y actualizada, viven felices con lo que les toco vivir y han comprobado que cambiando en lo necesario su estilo de vida, gozan de una estupenda salud y están haciendo lo correcto diariamente para no llegar a las complicaciones de una diabetes mal controlada ya que ellos tienen el control de su enfermedad.

¿Qué tanto aceptas tu diabetes? ¿Te encuentras en alguno de estos puntos? ¿En cuánto está tu A1c o como están tus niveles de azúcar después de tus alimentos? ¿Tus niveles de azúcar están dentro de las metas para considerar tu diabetes controlada?.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *